CRI | Viajar para vivir, vivir para viajar
262
post-template-default,single,single-post,postid-262,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

Posted by mbarisonzi in Sin categoría

Viajar para vivir, vivir para viajar

Sofía Martín es estudiante de Diseño Gráfico de la Universidad Blas Pascal y cursó el semestre pasado en la Universidad de Anahuac – México gracias a la Beca Iberoamérica Santander Río para alumnos de grado gestionada desde la UBP.
Sofía es una persona que disfruta viajar, conocer nuevos lugares y diferentes estilos de vida. Esta beca le permitió adquirir una experiencia académica fuera de Argentina conforme al estilo de vida que siempre ha deseado. “Cuando uno tiene la oportunidad de vivir un tiempo en otro país, descubre experiencias enriquecedoras y diferentes a las cotidianas”, explica Sofía. Como es amante de la naturaleza y del diseño, en México encontró la combinación perfecta entre sus dos pasiones. La industria gráfica mexicana está muy desarrollada y le permitió crecer como diseñadora.

Estudiar en Anahuac
Su estadía en México fue por un semestre. Los primeros cuatro meses vivió en Mérida y cursó materias de semiótica, estética, fotografía y caligrafía. Allí alquilaba un cuarto en una casa compartida con estudiantes mexicanos de la Universidad de Anahuac. “Tenía clases cuatro días a la semana, por lo que a la tarde podía hacer los trabajos de la universidad y otras actividades que me interesaban en la ciudad. Mérida fue nombrada en el 2000 Capital Americana de la Cultura, algo que no me extraña porque constantemente ofrece eventos culturales muy preparados en el zócalo o plazas de la ciudad. Solía participar con frecuencia de shows de música en vivo, bailes típicos, ferias, etc. Los fines de semana aprovechaba para ir a la playa de Progreso, a tan sólo 20 min. de la ciudad”, relata. Finalmente, una vez concluidas sus obligaciones universitarias recorrió junto a un grupo de estudiantes lugares y paisajes paradisíacos que no olvidará jamás.

Intercambio cultural
“Los primeros días fueron muy tranquilos y todo me resultaba fascinante. Me dediqué a caminar y recorrer todas las calles, museos y spots que me recomendaron. Es una ciudad chica y muy segura, con gente que desde el primer día se mostró amigable y dispuesta a ayudarme”, cuenta Sofía. La Universidad de Anahuac le asignó una guía que la aconsejó a lo largo de todo el intercambio. “A grandes rasgos en Mérida se vive más relajado. Considero que no se exigen tanto como nosotros pero viven felices con su posición y con lo que les toca. Hay mucha diferencia entre clases sociales pero todos son amables y atentos. Son nacionalistas y defienden su país. Es una ciudad muy rica a nivel cultural al igual que Córdoba”, compara.

 

Viajar para renovarse
“Viajar te acerca experiencias que te alimentan como persona y te amplían la forma de pensar. Te brinda nuevas herramientas y saberes para tomar decisiones en la vida con un mejor criterio. Te enseña a apreciar las diferencias culturales para adoptar lo bueno de otras sociedades. Viajar te fortalece la crítica y la opinión, te obliga a organizarte y a convivir con otros”, explica emocionada. Después de haber vivido 6 meses en el exterior, el balance de Sofía es sumamente positivo y afirma que está ansiosa por embarcarse en una nueva aventura. “Espero que sean cada vez más los alumnos que puedan aprovechar esta oportunidad que brinda la UBP”, concluye.

Ingresar un comentario

happy wheels